Recipe: Riquísimo “Falsos callos" Callos vegetarianos o garbanzos con setas


“Falsos callos" Callos vegetarianos o garbanzos con setas. Este fue uno de los descubrimientos más interesantes que hice cuando estaba al frente de la cocina de mi restaurante. Conseguí hacer unos callos sin ningún tipo de cárnicos pero que se parecían muchísimo a los callos madrileños. Recetas de "Falsos callos" Callos vegetarianos o garbanzos con setas y muchas más recetas de garbanzos con setas.

“Falsos callos" Callos vegetarianos o garbanzos con setas Esta es una receta contundente e ideal para los fríos días de invierno. Es una versión vegana de los típicos callos de toda la vida (ver aquí Callos a la Madrileña clásicos) pero más saludables y ligeros. Para sustituir los callos usaremos setas, de las normales, que le aportan una textura "similar" y para engordar la salsa, que quede espesita, maicena. Usted puede Cocinar “Falsos callos" Callos vegetarianos o garbanzos con setas Usando 10 ingredientes y 4 pasos. Así es como cocinar eso.

Ingredientes de “Falsos callos" Callos vegetarianos o garbanzos con setas

  1. Preparar 1 litro de caldo de verduras.
  2. Te hace falta 1 lata de garbanzos cocidos (peso neto 570g).
  3. Te hace falta 1/2 de cebolla.
  4. Preparar de Setas (200 gr).
  5. Preparar 2 de zanahorias pequeñas.
  6. Es 1 cucharadita de pimentón dulce.
  7. Es 1 cucharadita de carne de pimiento choricero.
  8. Te hace falta 1 cucharadita y media de comino.
  9. Preparar 1/2 cucharadita de ajo en polvo.
  10. Preparar al gusto de Sal y pimienta.

Garbanzos con setas ("callos" veganos) Que se le llamen callos no es relevante; no se trata, en mi opinión de establecer comparaciones ni de que nada se parezca a nada. No se trata de medir la dieta vegetariana/vegana con la "convencional" como si fuera ésta el patrón. Bolitas de garbanzos o falafel con ensalada de canónigos. Se trata de un plato tradicional de la cocina árabe apto para vegetarianos y veganos.

“Falsos callos" Callos vegetarianos o garbanzos con setas Paso a paso

  1. En una cazuela echamos un poco de aceite y calentamos. Pelamos y picamos la zanahoria en daditos pequeños y la echamos, dejamos cocinas durante 2’. Cortamos la cebolla en juliana y la añadimos, cocinamos todo durante 5’.
  2. Lavamos y cortamos las setas en trozos no muy pequeños y las incorporamos a la cazuela, dejamos que se hagan un poco y salpimentamos..
  3. Añadimos el caldo de verduras, la carne del pimiento choricero y todas las especias que vayamos a utilizar, removemos, bajamos el fuego y dejamos que se haga a fuego lento durante 20’, cuanto más tiempo esté mejor. Una vez tenga la textura deseada sirves y ya estaría listo 😋.
  4. ⚠️Si quieres que la salsa te quede más espesa puedes incorporar una cucharada y media de maicena a la salsa. Echas un poco de agua en un vaso e incorporas la maicena en ella hasta disolverla, la añades a la salsa, remueves y dejas que se cocine.

En esta ocasión, acompañados con una ensalada de canónigos. ¡Riquísimo!. Los callos siempre han sido un clásico dentro del mundo de las legumbres. Un plato muy completo aunque repleto de grasas no tan sanas como las que nos aportan el chorizo o la morcilla. Con esta opción podemos disfrutar de todo el sabor del plato reduciendo mucho la ingesta de calorías. Si bien es cierto que la definición más purista de los callos es «un guiso que se elabora principalmente con tripas de vaca», siempre existen excepciones que confirman la regla.